Las ventajas y los inconvenientes de comprar inmuebles como inversión

Una de las inversiones preferidas en España son los inmuebles. Más del 80% del patrimonio que tienen los españoles lo tienen invertido en propiedades. Pero hubo un tiempo, concretamente cuando estalló la burbuja inmobiliaria, en que estas inversiones no estaban garantizadas. No obstante, ese período ha quedado atrás y desde entonces la gestión de inversiones inmobiliarias ha vuelto a cobrar protagonismo.

Ventajas y desventajas de las inversiones inmobiliarias

Una de las ventajas de invertir en viviendas es que al ser propietarios se puede disponer de ellas siempre que estén vacías. Además, el hecho de alquilar la vivienda hace que te puedes desgravar en el IRPF hasta un 60% y dependiendo de la comunidad autónoma en la que te encuentres, tendrás más ventajas. Hoy el día el inversor cuenta con una gran variedad de viviendas disponibles, por lo que le resulta más sencillo elegir la que más se adapte a sus gustos y necesidades.

Entre los inconvenientes destaca que hay que realizar un desembolso inicial. La compra de cualquier inmueble generalmente exige una cantidad de dinero elevada al principio que se suele situar en el 20% del valor de la vivienda total, más un 10% aproximadamente de los impuestos que se derivan de esta adquisición. Otro de los inconvenientes es que estos activos no es posible convertirlos en dinero de una manera rápida, puesto que encontrar un vendedor y hacer el traspaso de la propiedad requiere un tiempo.